Evaluación del razonamiento clínico anterógrado en residentes de pediatría de un hospital de tercer nivel

Evaluation of Forward Clinical Reasoning among Pediatrics Residents in a Third Level Hospital
Antonio Rizzoli-Córdobaa, Yolanda Rocío Peña-Alonsob, Aarón Pacheco-Ríosc, Magdalena Cerón-Rodríguez d, Mariel Pizarro-Castellanose

aDirección de Investigación. Hospital Infantil de México "Federico Gómez".
bDepartamento de Patología. Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos, Secretaría de Salud, México D.F.
cDirección de Enseñanza. Hospital Infantil de México "Federico Gómez".
dDepartamento de Urgencias, Hospital Infantil de México "Federico Gómez".
eDepartamento de Neurología, Hospital Infantil de México "Federico Gómez".

Recepción 14 de septiembre de 2011; aceptación 18 de octubre de 2011

Palabras Clave

Razonamiento clínico; Anterógrado; Evaluación; Residentes; Pediatría.

Keywords

Clinical reasoning; Forward; Residents; Pediatrics; Evaluation.

Resumen

Introducción: En el razonamiento clínico anterógrado, el médico realiza inferencias acerca de la enfermedad del paciente, con base en los datos obtenidos del interrogatorio y la exploración física. A través de estos se va fortaleciendo la hipótesis hasta establecer un diagnóstico. Objetivo: Evaluar las diferencias en el razonamiento clínico anterógrado, enfocado en la hipótesis diagnóstica inicial, en grupos con distinto nivel de experiencia clínica en pediatría (estudiantes, médicos aceptados para iniciar la residencia [MAIR] y residentes). Métodos: Se diseñaron dos casos clínicos (diagnóstico frecuente y diagnóstico infrecuente). Para cada caso se elaboraron viñetas y cinco preguntas seriadas relacionadas con: interrogatorio, exploración física, estudios de laboratorio/gabinete, diagnóstico y tratamiento. El dato más sugerente para establecer el diagnóstico se incluyó como opción de la pregunta inicial. Se reunió a los participantes y se proyectó cada una de las viñetas. Después de cada viñeta se proyectó cada una de las preguntas, las cuales contestaban en una hoja de respuestas para evitar la posibilidad de modificación al conocer las preguntas subsecuentes. Resultados: Se aplicaron los casos a 154 participantes, 69 (44.8%) estudiantes, 38 (24.7%) MAIR y 47 (40.5%) residentes de la institución. Entre los grupos, se encontraron diferencias en los diagnósticos correctos para la enfermedad frecuente (estudiantes vs. MAIR y residentes OR = 0.484, IC 95%: 0.235 a 0.997; residentes vs. estudiantes y MAIR OR=3.5, IC95%: 1.67 a 7.29) pero no en los diagnósticos infrecuentes. Se encontró una asociación significativa al elaborar el diagnóstico correcto dado que la primera respuesta fue acertada en todos los grupos tanto en el caso de diagnóstico infrecuente (OR= 62, IC95%: 19.32 - 198.89) como para el caso de diagnóstico frecuente (OR = 9.96, IC 95%: 4.36 - 22.71). Conclusión: El razonamiento anterógrado mejora con la experiencia clínica en el diagnóstico frecuente; el determinante fundamental para un diagnóstico correcto es la hipótesis inicial.