Noticias y eventos en educación en ciencias de la salud


Artículo

Eventos académicos

1. Jornadas de Educación Médica 2013 "e-Educación en ciencias de la salud: Evidencia, teoría y práctica". Facultad de Medicina, Universidad Nacional Autónoma de México. Marzo 13-15, 2013. México D.F., México. http://sem.facmed. unam.mx/jem2013/

2. Canadian Conference on Medical Education. The Quest for Quality Improvement: Going for Gold through Medical Education. Abril 20-23, 2013. Quebec, Canadá. www.mededconference.ca

3. 2013 Surgical Education Week. Association for Surgical Education. Abril 23-27, 2013. Orlando, Florida, EUA. www.surgicaleducation.com

4. VIII Taller Internacional "Innovación Educativa-Siglo XXI". (InnoEd'2013). Mayo 28-31, 2013. Las Tunas, Cuba. http://cedut.freeservers.com/innoed.html

5. 17th Annual meeting of the International Association of Medical Science Educators (IAMSE). Junio 8-11, 2013. San Andrés, Escocia. www.iamse.org

6. Association for the Study of Medical Education. Annual Scientific Meeting "Changes in Healthcare Delivery and the Effects on Medical Education". Julio 10-12, 2013. Edimburgo, Escocia. www.asme.org.uk

7. Developing Leaders in Healthcare Education. Julio 29 a agosto 2, 2013. Windsor, Inglaterra. www.asme.org.uk

8. International Conference on Residency Education. Septiembre 26-28, 2013. Calgary, Canadá. http://www.royalcollege.ca/portal/page/portal/rc/events/icre

9. 2013 AAMC Annual Meeting. Association of American Medical Colleges. Noviembre 1-6, 2013. Filadelfia, EUA. https://www.aamc.org/meetings/123130/2013-aamc_annual_meeting.html

10. III Congreso Internacional de Psicología y Educación 2014. Perspectivas frente a quién ser o qué hacer dentro del paradigma. Abril 8-11, 2014. Ciudad de Panamá, Panamá. www.psychoinvestigation.com

11. 16th Ottawa Conference on the Assessment of Competence in Medicine and the Healthcare Professions. Abril 26-30, 2014. Ottawa, Canadá. www.ottawaconference.org


Recomendación de un artículo

Improving students´ learning with effective learning techniques: Promising directions from cognitive and educational psychology

Autores: Dunlosky J, Rawson KA, Marsh EJ, Nathan MJ, Willingham DT. Revista: Psychological Science in the Public Interest 2013;14(1):4-58. Disponible en: http://goo.gl/kEMVb

El artículo fue reseñado en la página electrónica de Time ideas (publicada por el grupo que edita la revista norteamericana Time), con el provocador título: Highlighting Is a Waste of Time: The Best and Worst Learning Techniques, lo cual podría traducirse libremente como "Subrayar es una pérdida de tiempo: las mejores y las peores técnicas de aprendizaje".

El título llama la atención sobre un aspecto puntual, pero en realidad es una amplia revisión de la literatura educativa, en búsqueda de la mejor evidencia de las técnicas de aprendizaje. La revisión se concentró en 10 técnicas de uso frecuente en Estados Unidos de América, utilizadas en el aprendizaje independiente, que reunieran suficiente evidencia como para ser sometidas a juicio (es por eso que se omitieron estrategias novedosas, basadas en nuevas tecnologías).

A su vez, propusieron criterios para valorar la aplicabilidad y generalizabilidad de la técnica: material requerido, condiciones de aprendizaje, características del estudiante y su efecto en tareas de criterio (memoria, cálculo, etc).

Las estrategias que mostraron alto nivel de recomendación fueron: pruebas prácticas o de ejecución (realizar evaluaciones periódicas de lo aprendido) y práctica distribuida (alternar actividades, en vez de tratar de aprenderlas todas de una sola vez).

Las que mostraron nivel moderado de recomendación fueron la práctica intercalada (aprender varios temas o problemas al mismo tiempo), la interrogación elaborativa (formulación de preguntas tratando de establecer explicaciones o relaciones entre los fenómenos), autoexplicación (realización de tareas mientras se explica la razón de cada procedimiento).

Entre las que tuvieron bajo nivel de recomendación están algunas muy utilizadas: subrayar, releer, elaborar claves nemotécnicas, enumerar.

El nivel de evidencia y su calidad fueron la razón que más frecuentemente alejó a las estrategias de un alto nivel de recomendación. Llama la atención que, entre las fuentes de evidencia, sólo hay cuatro artículos tomados de la literatura en educación médica. Tomando en cuenta lo anterior, nos queda reflexionar el valor que nosotros le otorgaremos a esta amplia revisión de la evidencia; si esperaremos a que la literatura en educación médica aborde estos aspectos o definitivamente tiraremos nuestros marcadores a la basura.

Dr. Uri Torruco-García
Asistente editorial
Revista Investigación en Educación Médica